Card image cap

El ayuntamiento renueva el alumbrado público del paseo José Moreno y calles adyacentes

Grabriel Rodríguez (segundo por la derecha) explica a la alcaldesa y concejales las peculiaridades del nuevo alumbrado

El nuevo alumbrado, de tecnología led, supondrá un ahorro del 70% del consumo eléctrico actual, de la zona.

La semana pasada entraba en funcionamiento el nuevo alumbrado público del paseo José Moreno y de varias calles adyacentes. Para ello la concejalía de Urbanismo ha invertido cerca de 20.000 euros que han supuesto una  mejora muy significativa en la iluminación pública de esta zona. Una mejora que va a permitir un ahorro de hasta el 70% del consumo eléctrico gracias a la instalación de 23 nuevas luminarias de  tecnología led.

La renovación de este  alumbrado público también ha permitido la mejora de la movilidad peatonal en la zona ya que se han retirado las farolas de las aceras más estrechas. “Las hemos subido a la pared a una buena altura y hemos conseguido una luz muy importante con un ahorro tremendo ya que cada punto de luz está ahorrando 100 vatios de consumo/hora mientras que los focos centrales han pasado de consumir de 4.000vatios/hora a sólo 1.500 vatios/hora”, señaló el contratista local, Gabriel Rodríguez, durante una visita a la zona, en la que también estuvieron presentes la alcaldesa, el concejal de Urbanismo, la concejala de Medio Ambiente y el ingeniero municipal.

Precisamente, durante la visita a la zona, el concejal de Urbanismo, Alejandro Ocete, explicó que “esta mejora forma parte de un plan de actuación que la concejalía de Urbanismo llevará a cabo, poco a poco. La idea es ir cambiando las farolas más antiguas que hay en el municipio, en concreto ir quitando las de vapor de mercurio para sustituirlas por lámparas de tipo led”. Para ello el consistorio seguirá invirtiendo con fondos propios y a través de subvenciones de otras administraciones e incluso a “través del superávit municipal una vez que nos lo autoricen”, señaló.  Ocete también ha explicado que a esta primera actuación le seguirá una segunda fase para sustituir las luminarias de las calles Rubite, Jorge Guillén y Magón.

Una vez que el plan general de ‘Mejora del alumbrado público’ se llevara a cabo los técnicos municipales han estimado que el ayuntamiento se podría ahorrar hasta un 60% de la factura total anual, de tal forma que se pasaría de pagar 800.000 euros anuales a tan sólo 320.000 euros.